sábado, 18 de noviembre de 2017

Los bomberos de Trapero



Esta pancarta adorna la fachada del cuartel de bomberos sito en el Paseo Josep Carner de Barcelona, frente al pabellón postal de Colón. Los bomberos acuartelados claman por la “democracia”, de la que al parecer no disponen. ¿Será que viven faltos de libertad, esclavizados, que caminan por el cuartel con grilletes a los pies arrastrando una maciza bola de acero?... Lo cierto es que entrenan a diario en el gimnasio de la planta superior y a menudo juegan con drones en el patio trasero de las amplias dependencias que entre todos costeamos sin que transmitan la sensación de padecer grandes penurias.

¿A qué se refieren esos chicarrones forzudos que tantas fantasías picantes despiertan entre las mujeres y hombres más ensoñadoras y ensoñadores, ataviados con su uniforme, sudorosos, cubiertos de hollín y equipados con su manguera apagafuegos? ¿Será eso de la “democracia” confesión de que deciden en asamblea, votando a mano alzada, si suben al camión cisterna para acudir a una emergencia?... Y si empatan como en una asamblea de la CUP y no se desplazan hasta el lugar del siniestro… ¿permiten que las llamas arrasen con todo?

Dicen de los bomberos que entre ellos no se pisan la manguera. Y es sabido que Serrat prefiere un bombero a un bombardero. Pero a nosotros nos parece que estos son bomberos pirómanos… los bomberos de Trapero… que viven a cuerpo de rey y cobran un sueldazo de los impuestos de todos… pero nos dan las gracias atizando el fuego de la crispación y de la fractura social que tardaremos lustros en recomponer… en buena parte por culpa de estas patochadas que nada aportan a la sociedad a la que dicen proteger.

Pobrecitos que no tienen democracia… tampoco muchas luces y acaso vergüenza. 

¿Por esto los bomberos siempre están en las manis indepes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario